lunes, 20 de febrero de 2012

Delicia de fresas. Feliz lunes!


FELIZ LUNES! este lunes me he levantado, diciendome mi frase favorita " siempre que llueve, para" es sencilla, pero esta llena de buenas vibraciones. Vosotros tenéis una frase favorita? Buenos días!!

Este fin de semana, he disfrutado del carnaval con mis hijas, las hemos disfrazados de lindos corderitos, aunque son dos lobitas traviesas. Han bailado, desfilado por la pasarela de las fiestas, comido chuches como locas y reído. No se puede pedir más, estoy feliz de verlas crecer, sanas y risueñas, ajenas a todo lo que en el mundo se remueve. El miércoles es miércoles de ceniza, ya sé que para muchos es solo un miércoles más, para mi, no. Empiezan cuarenta días de pequeños sacrificios, de pequeñas privaciones, que nos acercan a lo más maravilloso, la primavera, así que ya sabéis, siempre que llueve, para!

Esta tartita, tiene lo mejor del mundo, fresas, fresas y más fresas, nos la hemos comido sin pestañear, mientras hablábamos de las cosas de la vida. Sabrosa y refrescante, me encanta, la encontré en mi librito de postres con frutas de Larrousse. Feliz y dulce semana!


Delicia de fresa.

Para la masa:

 1 huevo entero.
125gr de azúcar glass.
250gr de harina.
125gr de mantequilla.
Una pizca de sal.

Para el relleno:

Fresas.
60gr de azúcar en polvo.
130gr de mantequilla.


Preparar la masa:
Unir todos los ingredientes  e ir amasando hasta conseguir una masa lisa y homogénea. Guardar en papel film, en la nevera más o menos una hora.
Pasado el tiempo, extender y ponerla, sobre un molde engrasado y enharinado. Poner encima de la masa, unos garbanzos o alubias, para que no suba al hornearse. Honear en el horno precalentado a 170º unos 15 o 20 minutos.

Preparar el relleno:

Poner 150gr de fresas con el azúcar glass, y dejarlo macerar una media hora. Mientras tanto con la mantequilla a temperatura ambiente, la ponemos en la batidora hasta formar una masa fina y cremosa. Pasada la media hora, unimos las fresas maceradas, con la crema de mantequilla.

En la masa ya fría, vertemos la crema de mantequilla y fresas y adornamos con las fresas frescas, cortadas a cuartos.