jueves, 9 de diciembre de 2010

Pastelitos de boniato y almendra. Recuerdos navideños.

Mis primeros recuerdos navideños, son de pura felicidad, sentada en las piernas de Papá Noël, pidiendo mis regalos de navidad. Me hizo tan feliz que aún lo tengo grabado en la memoria, imagino que debí pedir bastante, porque yo de pedir sé un rato.

La Navidad es para los niños un momento de ensueño, de felicidad completa, luces, música y dulces a todas horas, no se puede pedir más. Espero que muchos otros niños tengan la suerte que tuve yo de tener unas navidades tan bonitas.



Sigo con los dulces navideños, estos pastelitos están deliciosos, solo tener cuidado con el horno, yo los hice demasiado y aún así están irresistibles.



Pastelitos de boniato y almendra.



250gr de almendra molida.



125gr de azúcar.



1/4 de vaso de agua.



Ralladura de limón.



Dulce de boniato, lo venden en mdona o lo podemos hacer nosotros.

En un cazo ponemos el azúcar y un poco de agua, dejamos que el azúcar se disuelva. Cuando esté totalmente disuelta, echamos la almendra molida, la harina y la ralladura de limón. Removemos bien, hasta tener una masa bien uniforme.



Enharinamos una superficie de trabajo y vamos haciendo pequeños círculos con la masa aún caliente. En cada uno de estos círculos pondremos un poco de dulce de boniato y cerramos como si fuera una empanadilla. Hornear con mucho cuidado, solo tienen que dorarse un poco. Yo rellené algunos con cabello de ángel, y estaba igualmente delicioso.

No olvidar comérselas sin ninguna culpabilidad, las hemos hecho porque es Navidad y podemos comer libremente.

Siento no poder poner más fotos, pero un duende de la Navidad ha hecho desaparecer mis fotos!