lunes, 17 de octubre de 2011

Pastel de ciruelas. Feliz lunes!


FELIZ LUNES! Buenos días! si tengo la suerte de tener una semana tan maravillosa, como mi fin de semana, que feliz estaré!

Mi fin de semana ha estado lleno de recuerdos, el sábado me reencontraba con amigas, a las que hacía años que no veía. Hablamos de tantas cosas, recordamos otros tiempos, ni mejores ni peores, solo otros tiempos. Nos contamos como nos conocimos, que ha sido de nosotras, que hacemos... ha sido bonito.

No sé si os pasa a vosotr@s, pero viéndolas me dí cuenta de que no soy la chica que veo en el espejo cuando me levanto. Soy una mujer, madre, con muchas responsabilidades, como todas. Y en mi cabecita loca, soy solo hija, amiga y quiero vivir intensamente cada momento. Que tonta es la cabeza, que jugadas más tontas.

No, no tengo nostalgia, me gusta mirar hacia delante, me gusta pensar que el futuro, será mejor de lo que fue mi vida pasada. Amo mi vida, con mis hijas, mi marido, mi familia, todo lo que me rodea, no cambíaria nada, o casi nada.

Pero ha sido bonito recordar por unas horas, volver a esos momentos tontos, juventud divino tesoro!

Bueno esta tartita, esta deliciosa, no lleva huevo y las ciruelas le dan un acidez que a mi me encanta. La copié del libro " Pasteles, buen provecho!" de Annette Wolter, que provecho le estoy sacando. Os deseo una semana llena de buenas vibraciones!




Pastel de ciruelas.

1kg de ciruelas.
200gr de yogur griego.
6 cucharadas de leche.
6 cucharadas de aceite.
100gr de azúcar.
Corteza de limón rallada.
Una pizca de sal.
300gr de harina.
2 cucharaditas de levadura en polvo.
1/2 cucharadita de canela.
Azúcar húmedecido y mantequilla para espolvorear encima de la tarta.

Lavamos y cortamos las ciruelas por la mitad. Les quitamos los huesos y las partimos en cuartos, sin llegar al final.

Mientras precalentamos el horno a 200º, untamos un molde con mantequilla y un poco de harina para que no se pegue.

Mezclamos todos los ingredientes, menos el azúcar húmedo y la mantequilla. Echamos la masa en el molde y encima las ciruelas. Horneamos unos 30 minutos, a los 25 minutos sacamos del horno y le echamos por encima unas nueces de mantequilla y el azúcar húmedo. Volvemos a hornear otros cinco minutos y dejamos enfriar antes de servir.
Una delicia.




FELIZ LUNES!