lunes, 14 de marzo de 2011

Spaguetti alemanes con merluza y salsa blanca. La regla Scheiss.


Una valiente corredora americana llamada Gabriele Andersen, que luchó como nadie en una maratón, cambio ella solita una normativa olimpíca. En el año 1984 en el estadio olimpico de Los Angeles, una Gabriele rota, entraba al estadio casi desfallecida.

Estoy viendo en estos momentos las imágenes y son emocionantes y terribles, a la vez. Me ha emocionado y he roto a llorar, viendo a una mujer sola, en medio de un estadio, negándose a recibir atención médica para no ser desclasificada.

Gracias a esas terribles imágenes y a esos duros momentos de Gabriele en el estadio, se cambiaron las normas de las maratones. La regla scheiss , en honor a la valiente corredora, dice que los corredores podrán recibir atención medica durante la carrrera, sin recibir ninguna sanción.

Bravo Gabriele, has ganado doblemente!


Spaguetti alemanes con merluza y salsa blanca.

Spaguetti alemanes, los compré en el lidl.

Filetes de merluza.

Para la salsa blanca:

Un vaso de caldo de pescado.

Nata vegetal.

Zumo de medio limón.

Sal.

Cocer la merluz al vapor y reservar. Hervir los spaguetti según las instrucciones del fabricante.

La salsa blanca:

Cogemos el vaso de caldo y lo ponemos en un cazo, junto con el limón y la nata, rectificamos de sal.

Servimos los spaguetti recién escurridos con la merluza y rocíamos con la salsa. un plato delicioso y muy energético si decidís echaros una carrera.


Parte de nuestro corazón, de nuestro pensamiento y de nuestro cariño hoy está en Japón.