lunes, 28 de febrero de 2011

Mermelada de tomate. Los Oscars 2011

Este año los Oscars, o más bien los trajes de las actrices, me han decepcionado. No he visto a ninguna belleza realmente deslumbrando, paseándo palmito por la alfombra roja. De todas ellas no destacaría a ninguna, ni siquiera a mi admirada Sharon Stone. De ellos solo decir que el flamante ganador del oscar Collin, el siempre guapo y atractivo, iba maravilloso, como siempre.

¿Dónde están las bellezas de antaño? La última gran belleza del cine, según mi húmilde opinión, es Angelina Jolie. El año pasado nos dejó a todos impactados, con un sencillo traje, y aquellos maravillosos pendientes. No sabemos si será su mirada, sus labios o el conjunto de su persona, pero mamá y yo somos fans por siempre.

Esperemos que el año que viene tengamos más y mejor, sobre todo mejor. Esta mermelada es un caso de oscar, cuánto más tiempo pasa esta más rica. Es perfecta para carnes, bocadillos, sandwiches y para una tostadita, ideal! La encontré en este blog., aunque yo la modifiqué a mi gusto.





Mermelada de tomate.

1 bote de tomate entero y pelado, grande.

280gr de azúcar.

El zumo de un limón.

1 manzana, cosa mía.

Necesitamos 450gr de tomate, lo conseguimos escurriendo el bote de su jugo. Este jugo puede sirve para hacernos un Bloody Mary, eso siempre anima a hacer cualquier cosa. Metemos en la panificadora el tomate, el azúcar, el zumo de limón y la manzana lavada, descorazonada y sin pelar. Cortamos la manzana a pedazos.

Programamos el menú mermelada y esperamos. Una vez terminado el menú solo queda pasar por la batidora y envasar, en botes esterilizados. Colocamos los botes boca abajo y dejaremos enfríar. Lista para consumir mientras vemos el desfile de trajes en los Oscar.

P.D. Es importante poner un cubierto en el bote cuando vayamos a echar la mermelada, evitamos así que explote el bote por el contraste de temperatura. Cosas de la ciencia que aún no soy capaz de explicar con total claridad.

P.D de P.D. A mis odiadores espero que noten el tono de humor de esta entrada, no quiero recibir miles, bueno igual me paso. No quiero recibir, como decía, miles de comentarios, sobre mi snobismo. Un beso chicos, os quiero.