sábado, 29 de enero de 2011

Gazpacho manchego. Cocina de todos los días.



La cocina de todos los días puede ser aburrida, pensar en lo que vamos comer a diario, no lo neguemos es poco creativo. Por eso probar recetas nuevas, me hace la vida cocinil más feliz.

Puedo probar una receta de Bangkok, o de la Mancha y todo eso desde el rectángulo de mi cocina. Gracias en primer lugar a los magníficos libros de cocina y ahora también a internet. Lo malo de tanta cocina internacional, es que encuentres los ingredientes, si no los encuentras pues le echas imaginación y simplemente los cambias, por esos que tienes más a mano. El caso es coger la idea madre de la receta.


En cambio otras recetas intentas respetarlas al máximo, como este gazpacho manchego que he hecho por primera vez. Está rico es uno de esos guisos que te quitan el frío y te ponen una sonrisa en la cara de lo bueno que está.



Gazpacho manchego.

Pollo a trozos, la cantidad según los comensales.

Setas, las mías eran setas variadas congeladas.

Colorante alimentario o azafrán.

Sal y aceite.



Sofreír el pollo y reservar. Entretanto les damos un golpe de sartén a las setas, pero ligero y también reservamos. Quitamos la piel y desmenuzamos los trocitos de pollo, como hemos guardado el aceite de sofreír, ponemos nuestro pollo desmenuzado dentro. Llenamos de agua y ponemos a hervir a fuego vivo. Unos diez minutos antes de comer echamos los gazpachos y las setas, dejamos que se hagan tranquilamente. Servir con un buen vino y pan, hace frío y es lo mejor que puedes comer.