miércoles, 26 de enero de 2011

Trenza de pan con semillas y pasas. Sobre el pan.

Nunca pensé que un día podría hacer pan, ahora es una de las cosas que más satisfacciones me da en la cocina. No diría que es fácil, pero es la madre de todas las recetas, pero tampoco tan difícil y merece el esfuerzo. Crear algo comestible partiendo de harina, agua y sal, es realmente fantástico.

Ahora lo tengo bastante superado, pero me he pasado horas y horas tanto amasando, o delante del horno mirando como crecía mi masa. Con solo tres elementos puedes hacer algo tan básico y rico como el pan. No es estupendo tener la facultad de convertir el agua y el harina en pan?

Es una actividad que os recomiendo totalmente, además de ser divertida, podéis crear a vuestro antojo ese pan que tanto os gusta, pero cuidado porque el pan son calorías inteligentes saben donde tienen que ir. Solo hay que saber dosificarse, hacer la masa el sábado por la noche para desayunar un pan recién hecho el domingo, que maravilla!




Trenza de pan con semillas y pasas.


350ml de agua.


1 cucharada de café de sal.


1 cucharada de café de azúcar.


500gr de harina integral de trigo.


Pasas, la cantidad que os apetezca.


3 cucharadas soperas de semillas de lino.


3 cucharadas soperas de semillas de sésamo tostado.


3 cucharadas soperas de pipas de girasol.


1 sobre de levadura seca de panadero.




En la panificadora.


Introducir todos los ingredientes en la panificadora, en el orden indicado. Seleccionar menú amasado. Recordar enharinar las pasas antes de echarlas a vuestra masa.



A mano.


Amasar todos los ingredientes, cuidando de no mezclar la sal con la levadura. Amasar durante diez minutos y guardar en un lugar cálido hasta que doble su volumen. Id añadiendo las semillas poco a poco, las pasas no olvidad enharinadlas un poco antes de echarlas a vuestra masa. Un truco ya sabéis que lo podéis meter en el horno caliente a 50º, cuando alcance esta temperatura lo apagáis y metéis la masa, tapada con un paño de algodón.

Cuando la masa haya doblado su volumen lo hayáis amasado en la panificadora o a mano, en una superficie enharinada depositáis la masa. Dividir en tres y formar la trenza, ponedla sobre un papel de horno encima de la placa y espolvoread la masa con un poco de harina blanca.

Con el horno precalentado a 240º metemos nuestro pan durante 20 minutos a esta temperatura, pasados los veinte minutos, bajad el horno a 200º y si lo creéis necesario tapad el pan con un papel de aluminio para que no se queme. Pasados otros 20 minutos, vuestro pan debe sonar a hueco, es la señal de que esta listo. Dejadlo enfriar sobre una rejilla y ya tenéis un rico pan para comer en familia o con quién os apetezca, pero esta delicioso!