viernes, 14 de enero de 2011

Champiñones en vinagre. Sobre supermercados.


Me gustan los supermercados, están llenos de cosas para comprar, no solo comida, dicen mucho de los lugares y de sus habitantes. Tampoco es que haya hecho un estudio sociológico sobre el tema, pero sé de lo que hablo.

Siempre que viajo, no dejo de visitar un supermercado, encuentras un mundo diferente en cada uno de ellos. Ahora tenemos la suerte de no tener que viajar, sobre todo si no puedes, porque en cada esquina encontramos supermercados con productos de otros países. Por fin podemos conocer que especias usan en Rusia o en Rumania, y eso es estupendo.

Cerca de mi casa tengo un supermercado de una de esas pequeñas cadenas de super, no sé que tiene que aunque es fantástico, no lo niego, me aburre, conozco todos sus productos, me lo sé todo. En cambio a unos solo 15 km de casa encuentro el mismo supermercado, con todo un mundo de productos desconocido en sus estantes.

Así que concluyo que 15km no son nada por poder ver un mundo en estanterías. Es como estos champiñones que no parecen que puedan tener todos los sabores que contienen.

Estos champiñones están deliciosos, son un aperitivo exquisito, se deshacen al tiempo que están crujientes, la receta se la vi a Famalap.


Champiñones en vinagre.

Champiñones laminados, yo compré una bandeja de mer..na.

200ml de vinagre de vino blanco.

250ml de agua.

Sal.

100ml de aceite en mi caso de girasol.

Perejil y ajo si gustáis, yo no le puse.

En un bol ponemos sal, el agua y el vinagre con los champiñones ya limpios. Dejamos reposar unas 4 o 5 horas, yo los preparé a mediodía para la noche arreglarlos. Transcurrido el tiempo solo queda, escurrirlos bien y meterlos en un tupper con el aceite, perejil y si queréis el ajo. Al día siguiente o transcurrido unas cuantas horas, ya tenéis unos champiñones deliciosos para comer.


Realmente es una de esas recetas que me parece sorprendente.


Con un platito de estos champiñones y un buen vinito, pasan las horas voladas charlando y riendo.