viernes, 21 de enero de 2011

Canutillos y mini croisanes de hojaldre. Sobre los dulces.


Lo que más me gusta cocinar son los dulces, me manejo mucho mejor entre la harina y la levadura. Casi diría que las salsas no son para mi, además de no comerlas de forma habitual. En cambio un dulce siempre me parece fácil, o casi fácil.

No nos engañemos, aún no me atrevo con según que recetas, pero espero hacerlo de aquí a nada. Los dulces tienen algo especial, te los comes para deleitarte, casi nunca por que tienes hambre. Un bocadito dulce en la boca te hace más feliz, te trae maravillosos recuerdos y te hace mejor.

Estos canutillos y croasanes son facilísimos de hacer y además están muy ricos. Son croquantes y además tienen esa cremita por dentro tan jugosa, no me canso de comerlos y de hacerlos.

Canutillos y mini croasanes de hojaldre.

2 láminas de hojaldre.

Nata para montar, ya sabéis mínimo debe tener 35% de materia grasa.

Azúcar glass.

Crema de cacao.


Canutillos.

Dividimos la lámina de hojaldre en tiras de igual tamaño y las enrollamos en diagonal en el molde de canutillos.
Enrollamos las tiras de hojaldre.

Mini croasanes.

Cuadráis la lámina de hojaldre que suele ser rectangular. La dividís en rectángulos, partiendo desde el centro.
Dividimos la masa de hojaldre en rectángulos.
Cogéis un rectángulo y le ponéis el relleno que queráis, en mi caso le puse crema de cacao.
Ponemos el relleno que queramos, y listo para enrollar.

Enrollad vuestro triángulo desde la base más ancha hacia la punta.
Debemos enrollar de la parte más ancha, hasta la más fina.


Listos para hornear, seguimos las instrucciones del fabricante.

Ya horneados y rellenos de nata y trufa, solo tenéis que rellenar una manga pastelera o una bolsa de plástico limpia, le cortáis la punta y ya está, vuestra manga pastelera desechable y económica.


Un poco de azúcar glass, los hace aún más ricos.


Una merienda de reyes, mini croasanes de crema de chocolate, ummm!