jueves, 25 de noviembre de 2010

Alcachofas al vapor en el microondas. Rebeca.

Ya he hablado de mis libros favoritos , pero aún no había dicho nada de mis películas. Comienzo con una maravillosa, sin duda la más bonita, para mi es inigualable. Hablo de ella con verdadera pasión, es eterna y es una obra maestra del cine. A petición de mi comentarista malvado, Rebeca.

La dirigió Alfred Hichcock, y es de las que más me gustan de este director. No puedo dejar de mencionar a la bellísima Joan Fontaine y a Laurence Olivier, una historia grande, grande. Si os interesa saber más, podéis informaros aquí sobre Rebeca.

Os traigo una mini obra de arte, aunque solo sea por los colores. He comprado estas maravillosas alcachofas en el mercadillo de los sábados y son magníficas. Me parecieron tan espectaculares, que no quise añadirles nada más, no podía mejorar algo tan estupendo.

Alcachofas al vapor en el microondas.

Alcachofas.

Cestos chinos sin remaches de metal.

Pyrex.

Agua.


Se trata de coger la tapa de un pyrex y llenarla de agua, situamos uno de los cestillos de vapor encima nuestras alcachofas. El tiempo dependerá de la potencia de nuestro microondas, yo primero puse 10 minutos y luego de 2 en 2. Estaban requetebuenas, sanas y me preparan para las navidades, régimen, régimen y más régimen.




Podéis ver aquí como los cestos tienen las ataduras de bambú y la tapa del pyrex llena de agua, tal y como os había comentado.





Enfin, todo esto a cambio de poder probar esos mazapanes, mantecados, pastelitos de cabello de angel, cordiales, y más que iremos haciendo. Mientras tanto, solo pensar en el dulce, comer muy soso.