domingo, 28 de noviembre de 2010

Salsa de habichuelas con acelgas. El último superviviente en la ciudad.

Nuestro héroe como ya comenté ha dejado el campo, tristemente para nosotros, pero es así. Mi familia y yo, nos tranquilizamos sabiendo que volvería aunque fuera a la ciudad. Ya lo hemos visto en la ciudad, ante todo tipo de peligro, sin miedo como es él, a pecho descubierto.

Ahora bien, no es lo mismo, nos falta algo, algo o muchas cosas, hay que decirlo todo. Me explico, paso a detallarlo, por si los productores de la serie lo ven, lo detallo:

- Si sobrevive más gente, porque es el último?

-Si no come nada asqueroso, donde está el peligro?

-Si no hay ningún bichito que comerse, que clase de último superviviente es?

-Si no se desnuda y tiene que saltar a las aguas super gélidas, no merece la pena.

En fin señores productores, queremos verlo arrastrándose por el fango y comiendo ojos de algún bicho, mientras se desnuda para saltar a las aguas más frías de la tierra, si no es así ¿que clase de último superviviente es?

Ante el fiasco de la nueva serie del último superviviente en la ciudad, prefiero este plato que es verdadero.

Salsa de habichuelas con acelgas.

1 bote de habichuelas, ya están a remojo, un trabajito menos.

1 paquetito de acelgas congeladas o frescas, según queráis.

Patatas, las mías eran normales, pero os informo de que las de bote también sirven y están ricas.

Comino en grano.

Ajo.

Aceite y sal.

Lo primero que haremos es poner a hervir las habichuelas, mientras majamos comino y ajo. Cuando las habichuelas lleven como media hora, echamos las acelgas, las patatas cortadas irregularmente y el majado. Chorreón de aceite y sal. Un hervor fuerte y servimos, eso sí con mucho amor, los guisos servidos a desgana, pierden en sabor, recordarlo.

Lamento decir que no tengo más fotos, con lo que me gustan, porque se me olvido ponerme las gafas, estaban casi todas las fotos desenfocadas.