viernes, 5 de noviembre de 2010

Parmesano rigiano. El mundo.

El mundo es grande, es libre y en él vivimos millones de personas. Ahora para nosotros el mundo no es ningún desconocido, la televisión más que ningún otro medio de comunicación nos ha acercado los unos a los otros.

Conozco a unos amigos que cuando llegaron a Nueva York pensaron que ya habían estado allí, que paseaban por calles que les eran cercanas, o mucho mejor como si estuvieran en una película y ellos fueran los protagonistas.

El mundo es diferente, tan diferente puede ser como cada uno de nosotros lo interpretemos, el mundo es nuestro, porque todos los días lo modificamos con nuestras acciones, nuestros pensamientos.

El mundo es multicultural, multiracial y eso es magnifico, esa diversidad nos hace mejores, nos hace más sabios. Mejoramos con cada cosa que aprendemos sobre el otro, no es increíble conocer las costumbres de un pequeño pueblo cerca de Kuala Lumpur.

Disfruto enormemente conviviendo con otras razas, otras gentes, otras formas de pensar, otras religiones, me gusta intercambiar. Todo esto para deciros que he tenido la suerte de recibir un regalo. Un amigo chino que tiene una amiga italiana les ha regalado Parmesano y ellos a su vez nos han regalado esta cuña.

Os muestro las fotos con la promesa de aportar una receta con. Es una cuña divina, no ha llegado entera a la foto, pero es mi cuña de auténtico Granna Padano.

Disfrutad y esperad tranquilamente la receta!