jueves, 18 de noviembre de 2010

Salmón marinado de Marilina. Celíacos con trigo.

He leído en el veinte minutos digital que se están investigando la creación de un trigo sin gliadina, que al parecer es la parte tóxica. Bueno para los alergícos es una muy buena noticia y les felicito, porque es una alergia dura, sobre todo para los niños y además muy cara.

Sigo leyendo y aseguran, que aunque en la etiqueta diga sin gluten, nunca esta al 100% libre de su contenido tóxico. Me parece que son noticias buenas para todos, sobre todo cuando las alergias alimentarias están cada vez más presentes en la vida de todos.

Bueno, este salmón es pura naturaleza, es otro de mis regalitos, tengo esa suerte. Más que un salmón era un tiburón, media 52 cms, ni más ni menos. La receta es de Marilina y dice así.

Salmón marinado de Marilina.

Un salmón.

Sal para marinar, la que venden en mdona para hornear.

Eneldo.

Lo primero le pediremos al pescadero que nos quite la cabeza y la espina central. Cuando lleguemos a casa, con unas pinzas le quitamos las espinas que tiene en la parte lateral de arriba, son solo unas cuantas, pero las vereís.

Hacemos una cama de sal acostamos a nuestro salmón con la piel tocando la sal. Echamos eneldo en la parte carnosa y luego otra capa de sal.

Dejar reposar 24 horas.

Pasado el tiempo lavar muy bien, para quitar toda la sal, secar con mimo nuestro salmón y con las manos untadas de aceite lo embadurnamos. Solo queda filetearlo y comerlo sin prisas, algo tan rico es mejor saborearlo.

Por cierto una vez marinado, podemos cortarlo en pedazos más o menos grandes, y congelarlos envueltos en papel film. Así matamos el anisakis y además tendremos salmón fresquito cuando nos apetezca, doy fé que descongelado está igual de rico. Nada ahora a disfrutar!







Yo me lo comí para probarlo con un trozo de Pan de centeno de Nueva York, del que ya os daré la receta.