sábado, 2 de octubre de 2010

Pizza de mozzarella, tomate y anchoas. Martha Stewart.

La conocí por casualidad, hacía zapping, vamos que cambiaba de canal en castellano, y fuí a parar al canal "Bio", empezaba su biografía, me quede a verla. Me engancho enseguida, es de esas mujeres que no te dejan frío, o te gusta o la detestas.

Es una americana pura, la tipíca ama de casa americana, que lo hace todo bien, que todo lo sabe hacer. Es de las que empiezan preparando los cumpleaños de sus hijos y terminan con un imperio, que consta de revista, línea de menaje, programa de televisión y es una super estrella. El sueño americano hecho cuerpo viviente. Para avivar su popularidad un follón con el fisco, y un paso por la cárcel muy bien aprovechado, terminaron de encumbrarla.

Lo importante de esta Martha Stewart es su web, es estupenda, y aunque no sepas ingles como es mi caso, es realmente delicioso echarle un vistazo, se pueden coger un montón de ideas. Sus recetas, sus videos, la decoración, su estilo en todo lo que hace, me gusta, espero que a vosotros también.

Bien, no soy ninguna Martha, no doy más de mi, pero en mi busqueda de la pizza perfecta, mi receta de hoy, he buscado mucho en la red, y las hay para todos los gustos. Yo he creado la mía, aún no es perfecta, pero se acerca. Si alguien piensa, que va ha saber como la de las pizzerías, nada de nada, además ahí te la sirven y eso le da un sabor extra. Allá voy.

Pizza de mozzarela, tomate y anchoas.

Para la masa:

125gr de agua.

2 cucharadas de aceite.

1 cucharada de café de sal.

150gr de harina normal.
100gr de harina de trigo duro (Nomen).
No lleva levadura, no me gustan las pizzas que tienen masa de pan.
Ingredientes:
Tomates naturales.
Anchoas.
Mozzarela rallada.


PANIFICADORA.

Introducir todos los ingredientes en el orden de la lista, programa masa de pasta (15 minutos más o menos. Al no llevar levadura, no necesita levar.

A MANO.

Calentar un poco el agua, mezclar el aceite, la sal y los dos tipos de harina. Amasar durante 5 minutos y dejar reposar unos minutos. No lleva levadura no dobla el volumen.


Una vez la masa esté lista, solo queda enharinar la superficie de trabajo y el rodillo. Extender la masa del grosor que queramos, enrollar la masa en el rodillo y transportarla a la fuente de hornear. Extender el queso mozzarella, el tomate cortado en lonchas y las anchoas. Al horno precalentado a 200º hasta que se haya dorado la masa. Listo para comer!

Aquí la pizza en la bandeja del horno, recién hecha.


Una deliciosa porción.