martes, 12 de octubre de 2010

Quiche de pera y anchoas. La jota.

Hoy es el día de las fuerzas armadas, de la virgen del Pilar y de la jota, que es lo más nacional en música. Es difícil encontrar una región en la que no se bailen y canten jotas. Personalmente me encanta todo el folklore, y las jotas son lo más.

Me gustan desde las desgarradoras, hasta las graciosas, precisamente el otro día oí a un grupo cantando y bailando en la calle, son alegres. Los trajes que llevan tanto ellas como ellos suelen ser preciosos, llenos de abalorios y de una gran riqueza ornamental, que dirían los cultos.

Me gustan las jotas, son alegres y representan más nuestra cultura que el flamenco, pero no sé si le gustan a todo el mundo, porque siempre permanecen a la sombra. Por ser el día que es, os dejo este pasaje tan conocido y tan emocionante.

"La virgen de Pilar dice,
que no quiere ser francesa,
que quiere ser capitana de la tropa aragonesa..."

¡Felicidades a las Pilar!

Temo a mis odiadores!

Quiche de pera y anchoas.

1 paquete de masa brisa o bien hojaldre.

1 brik de nata.

2 huevos.

Orégano.

2 peras maduras.

1 lata de anchoas.

Batir los huevos con la nata, un poco de sal y orégano. Cubrir un molde con la masa, y verter la mezcla. Cortar las peras, ya peladas, en rodajas y añadir a la masa, por último solo queda poner las anchoas. Meter en el horno precalentado a 170º hasta que se dore por arriba y abajo, cuando la veamos dorada por arriba, poner solo por abajo, si es necesario cubrirla con papel albal para que no se queme.

Se puede hacer la noche anterior, y esta aún mejor, así disfrutaremos de una mañana de sol como esta. Comer con gusto y pensar que mañana será otro día.