domingo, 10 de octubre de 2010

Rosa blanco y negro en 7 minutos. Es domingo.

Hoy es domingo, y bajo mi punto de vista, encuentro que los domingos son días problemáticos. Los domingos siempre traen consigo, aunque nadie los confiese un montón de obstáculos por sortear.

Tienes que tomar más decisiones que cualquier otro día de la semana, ¿comemos fuera, en casa, en casa de mi madre, de la tuya? ¿salimos a tomar el aperitivo cerquita o cogemos el coche? ¿llevamos los niños al cine o vamos a casa de tu prima? ¿plancho o lo dejo para la semana que viene? lo dejo para la semana que viene.

Solo tienen de bueno que puedes dormir, los que puedan, hasta tarde, no tienes que ir a trabajar, comes sin prisas. Desayunas en familia, lees el periódico, tus revistas, un libro escuchando música sin prisas. Puedes jugar con tus hijos, hasta reventar tú, porque ellos nunca se cansan, tienen ese mecanismo mágico que les impide cansarse. Charlas por teléfono con tu tía, que hacía semanas que no habíais podido hablar. Revisas tus colecciones, pasas a limpio todas esas recetas que vas acumulando, puedes hacer un bizcocho o unas galletas con los mejores ayudantes del mundo, tus hijos. Quedas con los amigos para el café, el aperitivo, la comida y habláis de vuestras cosas. Te levantas como una rosa después de dormir todo lo que has querido.

A ver son problemáticos, pero si te pones a pensarlo son MARAVILLOSOS.

Esta rosa es un bizcocho archiconocido, que tenía ganas de hacer, es lucido, lleva chocolate que es importantísimo y además fácil de hacer.

Rosa blanco y negro en 7 minutos.

1 yogur de limón o natural.

2 medidas de yogur de azúcar.

3 medidas de yogur de harina.

1 medida de yogur de aceite.

3 huevos.

1 sobre de levadura o dos papeletas de gaseosa.

2 cucharadas de chocolate en polvo y para finalizar mucho amor.

Hacemos un bizcocho de yogur normal, reservando 2 cucharadas de harina. El bizcocho se hace echando todos los ingredientes en la batidora o a mano y se mezcla hasta obtener una mezcla uniforme sin grumos de harina. Se divide la masa en dos en una de las partes se añaden las dos cucharadas de harina reservadas, y en la otra añadimos 2 cucharadas de chocolate en polvo, volvemos a mezclar cada mitad. En un molde engrasado o en uno de silicona, vamos vertiendo un poco de cada mezcla, formando capas de cada color. Introducir en el microondas 7 minutos, no más si no lo seca demasiado. Comer en compañía con café con té, pero siempre con amor que es domingo.