lunes, 27 de septiembre de 2010

Noodles coreanos. Si no hay foto, no se come.

Así es, en mi casa todo el mundo lo sabe o se hace la foto, o nadie mete el tenedor en la comida. Es una regla que se debe respetar a rajatabla, como se sabe que no se puede circular en dirección contraria. En esta casa, meter el tenedor en el plato si no se ha hecho la foto, es lo mismo que ser un kamikaze de la vida. Cuidado con esas manos, que aún no he hecho la foto.
A menudo se tiene ganas de comer algo calentito, pero rápido, no tienes tiempo, o bien no sabes que hacer. Tener a mano unos Noodles, siempre te salva, calientas agua, viertes el contenido del sobre, y a comer en pocos minutos, calientes y muy muy sabrosos. Son baratos y te salvan de un apuro, que más se puede pedir. Estos estaban deliciosos, se encuentran de diferentes sabores, de arroz, con verduras, con fideos chinos, de gambas, de carne.
La gente suele tener bastante rechazo a comprar comida en supermercados chinos, pero los hay fantásticos. Además si te interesas por lo que vas viendo, los dependientes te atienden encantados, de poder dar a conocer su cultura. Y el sabor de estos Noodles, es bastante diferente al de los que encontramos en los supermercados occidentales. Adelante a comer!