miércoles, 29 de septiembre de 2010

Lactonesa. La mentira.

La noche temática del sábado, giraba en torno a la mentira. Se hablo de perseguir la mentira, de lo que la ciencia podía y de hecho ya estaba haciendo, para atrapar la mentira, y por lo tanto, castigar al mentiroso.
Vivimos en una sociedad, que sobrevalora la verdad, como un totem indiscutible. No se debe mentir, mentir esta mal, es despreciable. En cambio, creo que mentir es necesario, beneficioso, ¿que valor tiene la verdad, si hace daño, humilla, ofende?

Deduzco que más que mentir o no mentir, es saber cuando y como se puede o no se debe decir la verdad. Una buena mentira a tiempo, puede hacernos más felices que la verdad, ¿porque en realidad quién quiere saber la verdad? ¿pero que verdad?

Esta lactonesa, es una mentira, es falsa, una falsa mayonesa pero rica, con un sabor suave y delicado. Y admite todo tipo de preparaciones. La vi por primera vez en vegetarianismo.net, su receta la cogí como base de mi salsa. Yo la he adaptado a mi gusto.
Lactonesa.

1 parte de leche en mi caso leche desnatada (la medida que cada uno quería).
3 partes de aceite de girasol ( de la misma medida que la leche).
unas gotas de limón.
un poco de sal.
Todo al vaso de la batidora, introducir el brazo batidor e iniciar a toda potencia, hasta que no veamos que se levanta, no se debe mover el brazo. En unos minutos tendremos una deliciosa salsa para acompañar cualquier plato.


Mi comida de hoy, unas verduras al vapor acompañando un salmón a la tempura ligera. Con un poquito de mi lactonesa, solo para darle un poco de sabor, a comer!