viernes, 8 de julio de 2011

Mi peynirli pide. Es viernes!!!


ES VIERNES! y eso es maravilloso! para mi la semana ha sido estupenda, no de locura, pero estupenda. Tengo preparado un fin de semana veraniego, esperando que llegué agosto para descansar.  Mientras sigo en la brecha.

Este fin de semana tengo preparadas unas cuantas cosas, y maravillas de las maravillas todas me gustan. Además de dormir y comer cuánto pueda, en mi agenda caben muchas más cosas.  Lo primero parque, mucho parque, eso no les puede faltar a mis princesas. Tienen que correr,saltar, ensuciarse hasta caer rendidas. Playa también mucha playa, les encanta, además luego caen rendidas a dormir como angelitos.

La paella de mamá del domingo no puede faltar, es un momento tan bonito, comer toda la familia junta. Además el domingo, tenemos la visita de los tíos de mi mejor amiga, iremos de paseo y un helado para despedirnos. Me siento llena de energía para afrontar este fin de semana  y os deseo,

FELIZ FIN DE SEMANA!

Se me olvidaba contaros, que mi receta de hoy es la adaptación que he hecho del peynirli pide de Linda Collister, su libro de panes no me defrauda nunca. Es una comida en sí, yo lo serví con una simple ensalada de lechuga y resulto un menú completo y delicioso.



Peynirli pide.

 Para la masa:

30 gr de mantequilla blanda.

100ml de agua.

2 huevos medianos batidos.

1 cucharada de sal.

30gr de harina de fuerza.

1 sobre de levadura de panadero de 4gr mas o menos.


Para el relleno:

Queso rallado para fundir.

1 huevo.

Pimienta.

Mantequilla.



Lo primero que haremos será introducir todos los ingredientes de la masa, en el orden de la lista, primero los líquidos y luego los solidos. Programamos la panificadora en masa, que dura 1h50 más o menos. Cuando termine el programa, sobre una placa de horno engrasada o con papel de horno, extendemos la masa haciéndole bordes para que no se derrame el relleno.

Preparamos el relleno, mezclando bien los ingredientes, y lo vertemos sobre la masa. Dejamos levar en el horno hasta que haya doblado su volumen. Queda hornear con el horno precalentado a 200º unos veinte minutos. Lo serví templado, que delicia!





FELIZ FIN DE SEMANA!