viernes, 4 de febrero de 2011

Tartaletas de mar. Desafío!



He leído en este blog un desafío muy interesante, un desafío lector. Ser capaz de leer 52 libros durante el año 2011. Como ya no llego al total, intentaré al menos leer un libro por semana. Es un reto duro, que requiere mucha disciplina y que exige mucha fuerza de voluntad.

Me he decidido porque últimamente leo menos, y me extraña porque me encanta leer, pero la falta de tiempo es mi excusa. Así que como dice la bloguera tendré que cambiar algunos hábitos, nada de quedarme a ver Gran hermano hasta las tantas, nada de embobarme en la nada sin hacer nada, solo por el placer de no hacer nada, ahora a leer.

En todo caso tampoco se ha de convertir en una amargura, es solo un reto tonto, para llenar el tiempo, el mundo no caerá en las tinieblas si fallo. Para empezar he escogido " Le coup de Grâce" de Marguerite Yourcenar, veremos que os cuento.

Si os apetece participar solo tenéis que leer un libro y colgarlo en vuestro blog o aquí si queréis, o en el de la desafiante, tenéis el link más arriba. Lo importante es leer, lo hagáis por desafío o sin él. Si os apetece compartir un reto barato y entretenido, os espero, compartir siempre es bonito.

Esta receta la vi en el blog de Morguix , me encanta la receta y su blog. La he adaptado a mis gustos, como debe ser, la cocina no tiene sentido si no hay cambios.

Tartaletas de mar.

1 masa de hojaldre.

Palitos de cangrejo.

Filetes de merluza limpios sin espinas ni piel, los compré congelados.

Guisantes.

1 huevo.

Un chorreón de leche desnatada.

Sal y pimienta.

Cubrimos nuestras tartaletas con la masa de hojaldre, y rellenamos con los guisantes, los palitos de cangrejo cortados en daditos y el filete de merluza cortado a tiras. Batimos el huevo junto al chorreón de leche, la sal, la pimienta y lo echamos sobre las tartaletas.



Hornear a 160º hasta que dore la masa, servir por ejemplo acompañado de una buena ensalada, es un plato sencillo pero muy rico. Y sobre todo no olvidar comérselo con amor, es fundamental en la vida y en la mesa.