sábado, 4 de diciembre de 2010

Pastel de dátiles. Villancicos.

Los villancicos son alegres, la mayoría, algunos picarones pero todos nos inundan de esa alegría que debería ser propia de estas fechas. Tengo uno favorito "25 de diciembre fun fun fun..." los niños más pequeños se mueren de risa con este estribillo, un poco loco, deliciosamente loco.

Cada uno de vosotros tendrá el suyo ¿cual es?

Este dulce lo copio de un libro que me compré en una librería de descatalogados, eran cuatro libros de cocina por 2€, una ganga. Este pastel esta delicioso, puro azúcar, ya sabéis que es necesario para la felicidad!

Pastel de dátiles.

250ml de agua.

250gr de azúcar.

350gr de dátiles.

350gr de nueces peladas.

Papel aluminio.

Azúcar glass.

En un cazo mezclamos el agua, el azúcar y los dátiles, dejamos cocer lentamente. Removemos de vez en cuando con una cuchara de palo. Tiene que quedar una textura como la que veis en esta foto. Se retira del fuego y añadimos las nueces antes de que se ponga la masa dura.



Extendemos el papel de aluminio y lo espolvoreamos de azúcar glass. Vertemos nuestra preparación sobre el azúcar glass y lo enrollamos, formando un rulo. Dejamos enfriar un poco y luego lo metemos en el congelador una hora.


Este es el resultado final, yo lo rebocé en azúcar glass queda mucho más bonito.


Al cortarlo se queda como caramelos de dátil y nuez, riquísimos!



Ya solo queda comerlo en buena compañía frente a un buen café.

Feliz Navidad!