sábado, 11 de diciembre de 2010

Cordiales. "Cuentos de Navidad"

No pasa una sola Navidad sin que me encanté ver cualquiera de las versiones de este maravilloso libro de Dickens . Recordar esos fantasmas, que nos hacen ver nuestro pasado, presente y futuro, es una delicia, como todo lo que escribió el gran Charles Dickens.

Por supuesto recomiendo leerlo, es el momento adecuado, en cualquier edición, aunque yo siempre prefiero las de bolsillo, es un buen regalo. He decidido juntar estos cordiales, mis dulces navideños preferidos con mi autor preferido, es Navidad se huele en el ambiente.

Es una receta exquisita pero muy sencilla de hacer, os hará quedar bien con el mínimo trabajo.

Cordiales.

250gr de almendra molida.

2 huevos.

200gr de azúcar.

250gr de cabello de ángel.

Obleas.

Ralladura de limón.

Mezclamos los huevos, la almendra molida, el azúcar, y la ralladura de limón. La masa debe estar bien trabajada. Cogemos una porción de masa sobre las manos aceitadas, para poder trabajar mejor y la aplastamos formando un círculo. En el centro pondremos un poco de cabello de ángel.

Aquí podéis ver mejor lo que os digo.



A continuación cerramos la masa con el cabello de ángel en el interior, y le daremos forma de cono. Como veis en esta foto, no es difícil es solo cuestión de practicar, este ya era mi cuarto cordial.



Los vamos poniendo en la oblea, se pueden poner más cerca unos de otros porque no crecen, yo no lo sabía y los dejé muy alejados.



Hornear con precaución, solo tienen que dorarse, aquí esta el resultado exquisito. Totalmente recomendables.


Los podéis comer al ritmo de "Beben y beben los peces en el río....." con una copita de mistela o lo que más os guste.