miércoles, 22 de septiembre de 2010

Quiche de patata, salchicha y Roquefor. Cocina sencilla.

No es que sea una fanática de la cocina light, ni estoy toda mi vida a régimen(bueno esto casi, que si), es que no me gusta la comida muy especiada. me resulta pesada para todos los días. Un día o una fiesta de guardar (me encanta esa expresión) bienvenida sea, pero en general, cuanto más ligera mejor.

Hoy, como otros días, tenía una duda, ¿que hacer de comer? no sería mejor, comer cada quince días, cada semana sin nos ponemos. ¿de donde nos vendrá, eso de comer a diario? y ¿porque no existe supermercados en los que se compren, los menús semanales completos? o mejor ¿cuando llegaremos a comer como los astronautas? aún mejor, una capsulita de lentejas y todos tan satisfechos, sin tener que limpiar la cocina, ni haber ido a la compra, ni llenar el frigo....

De momento me quedo con esta quiche, que es hija de los restos que he encontrado por el frigo, es como una hija bastarda, pero yo la quiero, porque estaba rica, y muy simple de hacer.

Quiche de patata, salchicha y Roquefor.

Una base de masa brisa.

Una patata hervida, era de las grandes.

Dos huevos grandes.

Un vaso de leche.

Un paquete de Roquefor.

Una salchicha, la mía era alemana, comprada en el lidl de España.

En la batidora la patata sin piel, el vaso de leche, los huevos se bate, reservamos. Se hornea la masa brisa, según el fabricante. Una vez la masa horneada, se vierte la mezcla anterior, colocamos la salchicha y el Roquefor. Horneamos a 180º, hasta que haya cuajado, para comprobarlo, nada mejor que pinchar con un palillo. Lista para comer, Bon apétit!




En consecuencia esta ha sido mi comida de hoy, no tan light, pero si ligera y sabrosa. Quiche, ensalada y un tomate a gajos Ummmmmmmmmm!!!!